News

Piura | Niños estudian cerca de agua de desagüe | Perú | EDICION


Una situación insoportable viven algunos vecinos del asentamiento Túpac Amaru III, en , y los niños que se educan en un centro inicial, ante la proliferación de aguas negras y putrefactas que salen por el colapso de desagüe en las viviendas.

VER MÁS: Piura: Padre de familia salva a sus mellizos de morir en un incendio

La docente del colegio inicial 1385, Roxana Villarreal, asegura que el colapso se da en la vivienda cercana al plantel, “hace desfogue de su casa por una canaleta, pero perjudica a los niños y niñas que estudian aquí, al formarse una gran laguna, siendo un atentado contra la salud de los niños”.

Un peligro latente

“Es insoportable el olor y no se puede trabajar, a pesar de estar con las mascarillas. Está convertido en un criadero de zancudos y cuidado con el dengue, por lo que pedimos a las autoridades solución a este problema, a la Dirección de Salud, EPS Grau y municipalidades”, dijo la docente.

Asimismo señaló que el martes se comunicó con el ingeniero de la EPS Grau, para que envíe una bomba y le dijo que había mucha demanda y que el problema del pozo de Los Robles no es de ellos, sino de la comuna de Piura, que ni siquiera se la ha transferido a la de Veintiséis de Octubre.

“Esto nos perjudica. Por el amor de los 45 niños que aquí estudian, hagan algo. Estamos haciendo muros de contención para que el agua no llegue a entrar al colegio, la laguna crece y mire las aguas están cada día aflorando más y hasta excremento se nota, es un atentado a la salud”, expresó.

Para finalizar pidió atención a los de Salud, ya que además del dengue, están expuestas al virus coxsackie, causante de la enfermedad de manos, pies y boca. La docente pide una limpieza y fumigación general.

PUEDE LEER: Piura: Enfermera lanza a sus bebés antes de morir arrollada por un tráiler

Niña afectada

Por su parte, doña María del Pilar Elías, quien vive en la manzana M 3 lote 14, dueña de una de las casas afectadas, señaló que este problema viene desde hace muchos años, pero nunca le dan solución, llegan, hacen un bombeo por unas semanas y luego vuelve a colapsar las aguas servidas.

“Tengo tiempo con este problema, le dan solución por semanas, pero luego todo sigue igual, y mire tengo una niña de 8 meses de nacida que tiene fiebre debido a problemas estomacales por estos olores que absorbe”, dijo doña María.

Y es que comprobamos cómo su casa está inundada de aguas negras y malolientes, tanto en la cocina, cuartos y sala, “estoy viviendo en una parte pequeña que no se ha inundado”.

Para pasar de un ambiente a otro, doña María y sus familiares usan una tabla de madera para no caer en las aguas.

“No podemos ni comer, ni dormir con estos olores, hemos estado botando el agua, pero igual sigue, pido ayuda por favor, no quiero que se muera mi hijita”, finalizó la ama de casa.

Un llamado a la EPS Grau, Salud y a las comunas para el auxilio de estas personas y los niños que aquí se educan.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.