Market

Oriflame, la marca sueca de cosméticos que busca competir en un mercado dominado por multilatinas de belleza – AméricaEconomía

Mientras tanto, en este lado del planeta, Iberia ha venido reactivando operaciones y aumentando frecuencias desde el año pasado con el objetivo de volver a fortalecer su presencia en l. a. región. “Somos una aerolínea europea, pero con alma latinoamericana porque en el fondo nuestro principal distintivo son nuestras conexiones con Latinoamérica”, cube el jefe de l. a. aerolínea. Y tiene sentido considerando que Iberia acaba de cumplir 75 años volando a este continente.

En 2021 lograron avanzar en su objetivo de volver a reactivar operaciones y aumentar frecuencias en los destinos a los que ya volaban en l. a. región y, según reconoce el CEO de l. a. línea aérea española, el resultado ha sido mejor a lo esperado; aun y cuando algunos países mantienen restricciones que le han impedido ir más allá, lo que a su juicio sigue siendo un problema y un “sin sentido”.

“Yo creo que hoy mantener restricciones al tráfico aéreo es un poco anacrónico en el contexto de la pandemia […]. En este tema hay que tomar consciencia de que ya no son necesarias”, sostiene. “Cuando ves los niveles de contagios, de mortalidad, de hospitalizaciones en distintos países y las decisiones que han tomado, no hay correlación con el tráfico aéreo. Por ejemplo, República Dominicana fue de los primeros que abrió sus fronteras, sus casos de COVID-19 son de los más bajos y solo el año pasado recibió más turistas que en 2019”, explica el ejecutivo. “Las restricciones a los vuelos nunca trataron el problema de verdad”, añade.

Uno de los casos más emblemáticos es el de Chile, que pese a ser el país con l. a. mayor tasa de vacunados en el mundo, mantiene restringido el ingreso de viajeros al país con exigencias como l. a. homologación de vacunas, un check de PCR y un seguro médico. Medidas que han ralentizado l. a. recuperación de las operaciones de las líneas aéreas en comparación con otros países de l. a. región. En Chile, Iberia mantiene solo una frecuencia de las 10 que tenía antes de l. a. pandemia y el plan -según explica Sánchez Prieto- es volver a ese máximo a medida que se vayan levantando las restricciones.

Pocos días después de realizada l. a. entrevista, el Gobierno de Chile anunció una flexibilización en esta materia que incluye l. a. eliminación del PCR para ingresar al país, ni será imprescindible contar con el esquema completo de vacunación.

Otro caso, pero más extremo, es el de Venezuela donde las condiciones de permisología y demanda no están dadas para que l. a. compañía retome su ruta a Caracas. En lugar de volar a ese país, Iberia abrirá dos nuevas rutas en Estados Unidos a partir de junio, específicamente a Washington y Dallas. Un mes antes retomará vuelos a Cali (Colombia), Guayaquil (Ecuador) y San Juan (Puerto Rico), que se sumarán a las operaciones que ha venido incrementando desde el año pasado en Colombia, Argentina, México, República Dominicana, Guatemala, El Salvador y Costa Rica.

“Nosotros siempre tuvimos pendiente (durante la pandemia) de lo que estaba pasando en cada país de Latinoamérica y hoy hay un elemento positivo y es que la demanda sigue existiendo. En el momento en el que se levantan las restricciones, la demanda comienza a fluir”, destaca Sánchez-Prieto.

-¿Entonces es optimista con cómo se está dando l. a. recuperación del mercado aéreo en l. a. región?

– Nuestra visión de l. a. región es optimista. La experiencia nos está diciendo que a medida de que se vayan abriendo las restricciones, l. a. demanda se irá recuperando. Esto está pasando en todos lados y las nuevas rutas que estamos abriendo a Estados Unidos es un ejemplo de que existe l. a. demanda, afirma.

Javier Su00e1nchez-Prieto, CEO de Iberia
“Es demasiado pronto para hablar de una nueva crisis”, cube Sánchez-Prieto | Foto Iberia

Javier Sánchez-Prieto cuenta que Iberia siempre apostó por mantener l. a. conectividad con Latinoamérica durante l. a. pandemia por un tema humanitario y esa iniciativa les ha dado un buen resultado. “A lo largo de los meses nos dimos cuenta que gracias a esa apuesta hemos recibido una mayor fidelización de nuestros clientes, hemos notado que en la recuperación del tráfico ha sido mejor de lo que pensábamos”, señala.

Y es que el peso de Latinoamérica en Iberia no es poca cosa. Ya lo decía al principio de l. a. conversación, es el alma de l. a. aerolínea. Pero en términos de operación y de ingreso, es por lo menos l. a. mitad, cube. En el último trimestre de 2021, Iberia generó un beneficio operativo de € 82 millones (US$ 90 millones), gracias en parte al fortalecimiento de sus operaciones en Latinoamérica y el mercado doméstico español. “A lo largo del tiempo hemos tejido una red muy tupida de conexiones entre Europa y América Latina, es una seña distintiva de Iberia. Somos un puente entre las dos regiones”, valora el número uno de l. a. compañía.

-Aunque los resultados sean favorables, l. a. falta de una mayor participación del Estado parece estar limitando el impulso que requiere l. a. industria aérea en l. a. región…

– Definitivamente los Estados se tienen que hacer conscientes de l. a. importancia que tiene l. a. conectividad y de que, cuando facilitan eso, no están ayudando a un grupo de empresarios a hacer mucho dinero. La conexión es un gran avance que ha traído progreso y si algo ha quedado claro con l. a. pandemia es que el mundo sin aviones no funciona, asegura.

Para el ejecutivo, l. a. participación público-privada es esencial para impulsar l. a. recuperación de l. a. industria aérea, pero en l. a. región es una política que poco avanza y una de las acciones que más exigió l. a. IATA durante l. a. pandemia. “Si miramos a Europa, hoy día puede viajar todo el mundo, los precios son muy baratos y hay tantas conexiones…”, reflexiona.

¿UNA NUEVA CRISIS?

El nuevo escenario que vive l. a. industria aérea, dado al aumento de los precios de los combustibles tras el estallido de l. a. guerra entre Rusia y Ucrania, así como l. a. ola inflacionaria que ha dejado l. a. pandemia y que el conflicto bélico ha venido a agravar, parece ser suficiente para pensar que una nueva tormenta se avecina. Pero Javier Sánchez-Prieto no lo cree así. En esto también se confiesa optimista.

“Es demasiado pronto para hablar de una nueva crisis”, cube el economista de profesión.

Y para argumentar su tesis recuerda cómo en disaster pasadas el precio del petróleo llegó a estar en US$ 130 el barril y en cuestión de meses cayó hasta los US$ 40. “¿Quiere esto decir que es lo que va a suceder ahora? No, pero tampoco creo que debamos asumir que los precios estarán por encima de US$ 100 por los próximos dos años”. señala.

Pero Iberia, como muchas de las aerolíneas europeas, cuenta con una política estricta de cobertura de flamable que l. a. ha protegido para estos tiempos complejos. “Estamos afrontando esta situación con niveles de entre el 60% y 70% de cobertura que hace que tengamos cubiertos más de un año, lo que nos permite seguir manteniendo unos niveles de precios muy competitivos”, explica.

Sin embargo, reconoce que si l. a. situación se extiende tendrá que haber ajustes. “Hay que entender que la industria aérea no está caracterizada por tener niveles de rentabilidad y, además, viene muy golpeada de la pandemia, entonces no es posible pensar o asumir que un crecimiento de los precios de este nivel se pueda asumir simplemente por el balance de las compañías. Esto no va a ser posible si se prolonga la situación. Pero yo soy moderadamente optimista, yo creo que si la guerra termina pronto, mucho de esta situación volverá a su cauce”, cube.

Y en ese optimismo también incluye el alza de l. a. inflación. “Estamos viendo una gran diferencia entre la inflación nominal y la subyacente (que incluye elementos de volatilidad como alimentos y combustibles); entonces, si desaparecen los elementos volátiles -que muchos de ellos están causados por la guerra- probablemente la inflación estará en números más razonables”, comenta.

Un aviu00f3n de Air Europa delante de dos aviones de Iberia en el aeropuerto de Madrid
Para Air Europa, Latinoamérica es un mercado importante y es una marca reconocida en l. a. región y ayudará a reforzar el hub | Europa Press

MÁS CERCA DE AIR EUROPA

Tras dos años del primer acuerdo para l. a. adquisición de Air Europa por parte de Iberia, que fue descartado por l. a. llegada de l. a. pandemia, y a los que le siguieron otros intentos fallidos, IAG dio recientemente un paso que lo acerca a ese objetivo. El grupo le otorgó un crédito de € 100 millones convertible en acciones que le permitirá hacerse con el 20% de a Air Europa una vez consiga las autorizaciones regulatorias de competencia. “A partir de ahí tenemos que trazar un nuevo plan, porque el objetivo final es que la compañía pase a formar parte de IAG, bien sea adquirida por Iberia o por el grupo”, reconoce Javier Sánchez-Prieto.

Es un movimiento importante para el protecting aéreo porque le permitirá desarrollar el hub de Madrid, a fin de que sea más competitivo con el resto de los centros de conexiones del viejo continente. Y en esta estrategia, aparece también América Latina. “Para Air Europa, Latinoamérica es un mercado importante y es una marca reconocida en la región y ayudará a reforzar el hub”, comenta. Sin embargo, aclara que l. a. mirada no está puesta solo en el oeste, sino sobre todo, en el este. “Madrid adolece de conexiones con Asia, mientras que América Latina está muy bien cubierta. Entonces queremos fortalecer las conexiones con el mercado asiático, que es un mercado gigante y en crecimiento”, añade.

-¿Podemos suponer entonces que por ahora no hay nuevos planes que impliquen alianzas con otras aerolíneas de l. a. región?

– Nosotros tenemos varios socios actualmente, mantenemos acuerdos de código compartido que está funcionando bien. Así que por ahora no veo una necesidad de tener nuevos acuerdos, al menos de este calibre, y tampoco hay tantos avid gamers en l. a. región que tengan el nivel de complementariedad que se requeriría, cube el jefe de Iberia.

Por lo pronto, l. a. aerolínea española mantiene su foco en avanzar hacia l. a. recuperación a un ritmo como el que dejó 2021. “Tenemos el objetivo de dejar atrás dos años de pérdidas y que 2022 sea nuestro primer año de recuperación”, reflexiona Sánchez-Prieto. Aunque reconoce que seguramente l. a. recuperación más amplia de l. a. industria no llegará sino hasta 2023 o 2024. Sin embargo, tienen buenas expectativas para el año que avanza y una de ellas es que dejarán de consumir caja. “Eso para nosotros es muy importante”, sentencia.

Source hyperlink

Leave a Reply

Your email address will not be published.