Market

Los cambios en los créditos por plazo y las alternativas sobre la mesa | TU-DINERO

Los préstamos de mediano y largo plazo de la banca continúan, pero cada vez son menos las operaciones de este tipo a las que acceden las empresas.

Los bancos no están siendo muy agresivos en transacciones de mediano plazo, tienen el fondeo y la capacidad de hacerlo, pero la coyuntura los lleva a ser más cautelosos, a actuar de forma más restringida, manifestó a Gestión Carlos Blanco, managing director de deuda privada de Credicorp Capital.

“Antes, uno salía al mercado y encontraba préstamos de mediano plazo, entre cinco y siete años comúnmente; si el día de hoy sales a buscar préstamos con ese periodo, no los hay o hay pocos, porque los bancos están tendiendo a ser más conservadores”, dijo.

Corto plazo

Antes, la banca peruana prestaba a largo plazo pero de forma muy selectiva, para lo cual usaba su balance pese a que regulatoriamente le demanda mayor capital, a fin de que las compañías más grandes hicieran transacciones más largas, refirió.

Sin embargo, ahora se está enfocando más en operaciones de corto plazo, como créditos revolventes, que les generan comisiones y mayores tasas de interés, afirmó.

“Con la pandemia y la incertidumbre posterior por el ruido político interno, los bancos prefieren mantenerse en el corto plazo; incluso el año siguiente de la pandemia, tal vez el más incierto, era muy común ver a los bancos refinanciando deudas con estructuras revolventes a 90 días, lo que generaba un estrés innecesario en las empresas”, acotó.

Alternativas

Ante ello, resaltó que está creciendo la demanda de empresas por alternativas de financiamiento distintas al convencional crédito bancario, como los fondos de deuda cuyo esquema flexible les permite prestar a plazos más largos.

Dichos fondos, asimismo, otorgan hasta tres años de gracia, pagos pequeños al inicio que van creciendo progresivamente y, eventualmente, algún componente de pago más importante (cuota balloon) al final del plazo del préstamo, equivalente al 30% o 50% del monto de la deuda dependiendo del tipo de negocio, detalló.

Según Blanco, la mayoría de empresas está destinando este financiamiento otorgado por fondos a reacomodar sus pagos en plazos más largos, a inversiones de capital y, en menor medida, a operaciones de fusión y adquisición de negocios.

Holgura

La deuda que toman no solo es para expansión, pues en el actual escenario de incertidumbre y menor crecimiento la velocidad de inversión se redujo. Por ello, la usan para reperfilar sus obligaciones y generar más holgura de caja, acotó el ejecutivo.

Al respecto, Credicorp Capital anunció la ampliación de su fondo de deuda a S/ 500 millones, con plazos de hasta ocho años y cronogramas de amortización que calzan con los flujos de ingreso de las firmas (ver nota vinculada).

La denominada deuda privada busca atender a un segmento de medianas empresas cuya demanda no es totalmente cubierta por la banca tradicional, debido también al aumento de exigencias regulatorias, que llevó a los bancos a enfocarse en un uso más eficiente de su capital.

Condiciones de pago

Blanco precisó que la ventaja de los fondos sobre la banca radica en los plazos del financiamiento que ofrecen, más que en sus tasas de interés o montos aprobados.

Las empresas pueden encontrar tasas competitivas en los fondos de deuda que no necesariamente serán menores que en la banca, incluso podrían ser mayores, pero las condiciones de pago se estructuran de acuerdo a las necesidades de la compañía, enfatizó. “Hoy los bancos están buscando calzar mejor los plazos, quizá quisieran dar condiciones más largas, pero no llegan a los plazos que otorgan los fondos o lo hacen con un grupo reducido de empresas”, agregó.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.