Market

FED: Se mantiene alto grado de incertidumbre sobre ajustes en tasa de política monetaria | ECONOMIA

La Fed incrementó en 50 puntos básicos la tasa de política monetaria, el mayor ajuste en 22 años, ubicándose ahora en el rango de 0.75%-1.0%. Esta fue una decisión unánime de los miembros del comité de política monetaria y en línea con lo esperado por los economistas. Tras el anuncio y las palabras de Jerome Powell, presidente de la FED, los mercados de renta variable vivieron ese día su mejor jornada desde mayo del 2020. Sin embargo, al día siguiente se revirtieron las ganancias y registraron importantes caídas.

La última vez que la Fed subió medio punto las tasas de interés fue en 2000. Alan Greenspan era su presidente. En ese momento Twitter no existía, Google no cotizaba y el iPhone no se había inventado; sin embargo, había una burbuja tecnológica en los mercados financieros que recalentaba la economía. Hoy —22 años después— Powell ha vuelto a tomar esta decisión para contener la inflación. De esta manera, la Fed actuó en línea con lo que esperaban los inversionistas.

“Usualmente las subidas de tasas de interés no gustan a los inversionistas, pero el mercado ya había anticipado esa subida e incluso se temía algo peor”, explica Luis Falen, head de Macroeconomía de Intéligo. Powell indicó que la Fed planea subir las tasas de interés de nuevo medio punto en cada una de las dos próximas reuniones, con lo que llegarían a un rango de hasta el 2.0%.

Por otro lado, la autoridad monetaria informó que desde el próximo 1 de junio iniciará el proceso de desmonte gradual de la Hoja de Balance. En el primer mes el saldo se reduciría en US$ 47,500 millones (US$ 30,000 millones en bonos del Tesoro y US$ 17,500 millones en títulos hipotecarios) y después de tres meses el desmonte se aceleraría a US$ 95,000 millones.

Asumiendo que el cronograma de reducción en la Hoja de Balance anunciado por la Fed se mantiene durante todo el año, en diciembre del 2022 la Hoja de Balance habría disminuido en US$ 522,500 millones, lo que equivale a una reducción del 26% del aumento observado entre septiembre del 2020 y marzo del 2022.

Al respecto, el presidente de la Fed mencionó que una reducción de esta índole equivale a un incremento adicional de 25 puntos básicos. Adicionalmente, Powell afirmó que, si bien no existe una “brillante línea roja” que señale la frontera de una tasa neutral, la Fed espera alcanzar dicha zona pronto. “Este par de comentarios —aparentemente aislados— revelan el complejo entorno en el que la Fed está tomando decisiones”, revela Falen.

Hacia adelante existen aún muchos elementos que serán monitoreados de cerca por la Fed. Por ejemplo, los confinamientos en China, que restringen el acceso de las empresas a suministros, podrían continuar presionando al alza a la inflación. Además, continúa la guerra entre Rusia y Ucrania, e incluso se ha llegado a un punto en que países importantes de Europa planeen prohibiciones sobre el petróleo ruso, elevando su precio aún más.

“En este contexto, la senda de ajustes en la tasa de política monetaria sigue sometida a un elevado grado de incertidumbre. La cautela y la diversificación serán los elementos clave a tener en cuenta para afrontar las nuevas condiciones del mercado”, precisa Falen.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.