Politics

ARTURO BERDEJO VERA / Choque de trenes


También se puede decir: “Contrasentidos “o cómo no: lo evidente pero intocable. O mejor, “no tocar”. Así camina la barahúnda política armada por esta laya de delincuentes chotanos que ha traído Pedro, el plagiario.

Primero, cómo se entiende que, en la cuna de las investigaciones policiales de la república, en la caja fuerte de esas mismas investigaciones se haya producido un voraz incendio en un recinto no de cartón ni de calaminas como muchas de las chozas de la parada, sino en una mole de cemento. –Se dice que para llegar al huarique es menester tomar el ascensor. Antes hay que pasar por la revisión de un regimiento policial. Pero qué pues. Se produjo y ya. Para qué pitea Ud. El incendio fue contemplado ¿con beneplácito por algunos gobiernistas delincuentes? Vaya uno a saber.

Que ¿qué fue lo que se quemó? ¡Hombre! Que fueron documentos muy delicados que involucran a grandes autoridades… es decir, “los de arriba”. —Que son los de abajo, el lumpen que rodea a los cerrones, bermejos y castillos, pukas y demás adefesios.

En otro ángulo de esta embarrada política se dice que le robaron los huevos al águila los cibernautas o piratas informáticos. Si eso pueden hacer los piratas cibernéticos, por qué que la policía no dispone de un aplicativo que defienda la intimidad de los documentos secretos. Si ello es así ya estuvieran o de repente ya conocen y no actúa, el paradero de Bruno Pacheco y a los sobrinísimos palaciegos …pero no se toca.

Para no encontrarlo, recurren el manido biombo: posiblemente ya no está en el país. Y pregunte Ud. ¿por dónde michi salió? Sigue la quietud de la policía hasta que el viandante … se olvide. Un joven y destacado congresista convencido del ripio intelectual que caracteriza a los que han trepado a un suncho ministerial, dijo que “no me atarantes” es uno de los peores abogados que ha conocido. Entonces quién michi le colgó la fama de jurista a ese que solo le salen malditadas.

Que la delincuencia ha rebasado a la policía dijo con gran sabiduría el chiflado niño tonto. —Cualquier estupidez le sirve para salir del atollo.  Pero ¿qué hacer para poner freno? Ya no se puede. Ya llegó el incendio. Todos tranquilos: No me atarantes, los cerrones, bermejos y claro: Ministerio Público y los de justicia.

Con esta avalancha de delincuencia se nota la ¿importación? De cubanos y venezolanos. Todo es evidente que el inmaduro aprovechando de la hambruna de sus connacionales que escapaban de Caracas aprovechó para enviarnos topos comunistas para hacer desarreglos en el país. Lo mismo hizo el admirador de Fidel, el tal Cerrón grande quien ya disfrutando del poder político—este es el que manda y no el fantoche Pedrito el plagiario—le abrió las puertas al contingente de cubanos. —La policía ¿los conoce?  Qué pregunto ´on. Pero no tocar.

¿Acaso saben dónde arman covachas?  No sé tú, pero yo intuyo que sí, pero … no tocar.

Una vez descubiertos algunos ganapanes y bautizados como los niños es curioso por no decir sospechoso que el número de niños se incrementó. ¿Saben? Se dice que los “niños” para no quedar embarrados sólo ellos, iniciaron un anuncio celestial: Choche, el sombrerón está repartiendo panetones… y ahí se fueron otros. Por eso, es quizás, que el congreso no llega a sumar los 87 urgentes votos para poner en la calle a Pedro el plagiario.

Otros, más hipócritas que chinito, están enganchados sí o sí porque también se fueron a recibir “panetones”. Que mi esposa; que mi hermanito; –como ha hecho el chiflado no me atarantes—otros que mi hijito es un fuera de serie quiere una gerencia…

No pasemos por alto esto de los jakeadores –los que han robado documentos secretos de la dirincri. No se entiende que hoy cuando la ciencia informática tiene aplicaciones hasta por saber de qué color es el forro de tu trampa… ¿Se dejan robar información secreta?  No, pues…”no me atarantes, chiflado”.

(*) Miembro (r) de la Marina de Guerra y analista político.

The post ARTURO BERDEJO VERA / Choque de trenes appeared first on La Razón.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.