Entertainment

8 acrobacias de Tom Cruise que casi nos causan un infarto


Si hablamos de películas de acción al primer actor que debemos mencionar es Tom Cruise, pues fuera de que hay muchos intérpretes que también hacen sus propias escenas de riesgo en sus taquilleras películas, Cruise ha demostrado ser uno de los que más en serio se toma este trabajo, llevando su vocación hasta casi la muerte.

Esto no es algo que nosotros exageremos, ya que, aunque no lo creas, escenas como verlo saltando a través de los tejados, corriendo de explosiones o soportando minutos bajo del agua, son algunos de los retos para los que el actor se ha preparado y por aquí te dejaremos ocho momentos que casi nos causan un infarto con tan solo verlo.

Colgando del avión – Misión imposible: Rogue Nation (2015)

Empezamos fuerte con una de las escenas más épicas que ha realizado Cruise. Esta se dio en ‘Rogue Nation’, en donde vimos al actor perder su vuelo, por lo que no le quedó más remedio que aferrarse a una de las puertas del avión y sostenerse ahí mientras despegaba genuinamente.

Para ello, hay que recordar que el actor confesó que perdió el sueño antes de realizar esta acrobacia, pues estaba muy nervioso antes de realizarla. Además, las pruebas protocolares tuvieron que ser revisadas mínimo tres veces antes. No obstante, el resultado es de admirar.

El atraco a la bóveda submarina – Misión imposible: Rogue Nation (2015)

Como te comentábamos más arriba, así como el actor es bueno en escenas aéreas, Cruise también domina las escenas bajo el mar, pues hace mucho tiempo se reveló que el intérprete practicó durante muchas semanas el hecho de poder aguantar la respiración durante seis minutos, movimiento arriesgado incluso para buzos vetarnos, aunque como vimos en la película, no hay imposibles para el actor.

Escalando el Burj Khalifa – Misión Imposible: Protocolo Fantasma (2011)

Con aproximadamente 2722 pies de altura y siendo considerado uno de los edificios más altos del mundo, es de destacar el momento en el que Ethan Hunt decide trepar por el Burj Khalifa para evadir la seguridad y piratear un servidor, algo que no solo resultó ser muy peligroso, sino que también se convirtió en un paso controvertido en la carrera dentro de la franquicia y en toda la filmografía de Cruise, ya que inicialmente rechazó el permiso del equipo de seguros de Ghost Protocol.

Así, Cruise voló solo y contrató a su propia compañía para que le diera el visto bueno. Puede ser peligroso, pero Cruise lo logra maravillosamente.

El cuchillo – M:I-2 (2000)

¿Cómo una escena tan simple con un cuchillo puede ser arriesgada en el mundo de Hollywood? Simple, haciendo que el cuchillo caiga a una pulgada del globo ocular de su estrella principal.

Así es, Tom Cruise es la mente maestra detrás de esta toma lo suficientemente peligrosa como para hacerte retorcer de angustia por lo que podría haber terminado en tragedia y más aún cuando sabemos que el cuchillo era real, lo que pudo aumentar las lesiones.

El helicóptero – Misión imposible: Fallout (2018)

Otra escena sorprendente es cuando vemos al actor colgado de una cuerda atada a un helicóptero en pleno vuelo para luego subirse en ella y pasar a manejar el vehículo por su propia cuenta, algo que es aún incluso más sorprendente cuando sabemos que un par de escenas antes se rompió un tobillo mientras saltaba de un edificio a otro, demostrando una vez más que su talento y fuerza no tienen límites.

Caída libre – La momia (2017)

El reinicio de 2017 de La Momia fue duramente criticada por muchos, pues no logró superar la expectativa que se tenía pensado. Sin embargo, vaya que Tom Cruise sí lo hizo, pues a pesar de la trama, la película tiene sus momentos llenos de epicidad y entre ellos podemos destacar cuando un avión es atacado por pájaros hambrientos, por lo que pierde el control y entre en modo de caída libre, arrojando a los pasajeros mientras cae en picado al suelo.

Aquí, Cruise y su coprotagonista Annabelle Wallis literalmente rebotan por el interior en gravedad cero, algo que quizá hasta el camarógrafo dudó en hacer.

Infiltrarse en la CIA – Misión imposible (1996)

Además de su famosa melodía, la parte más icónica de la franquicia Misión Imposible es posiblemente el audaz intento de Ethan de infiltrarse en la sede de la CIA.
Para ponerlos en contexto, Ethan debe limpiar su nombre y para ello debe recuperar la lista de NOC, por lo que está dispuesto a no detenerse ante nada para recuperar el documento, incluso si eso significa estar colgado del techo.

Así, el actor queda suspendido fuera de la ventilación superior y tiene que evitar activar las alarmas en el lugar; incluso la más mínima acción no provocada pone en riesgo el conjunto. Esta es la tensión bien hecha, ya que se arrojan varios obstáculos a Ethan, como gotas de sudor, una rata molesta y los dedos de mantequilla de Krieger, que hacen que Ethan caiga a meros centímetros del suelo.

El salto de Halo – Misión imposible: Fallout (2018)

Finalmente, no podíamos terminar esto sin mencionar ‘El salto de Halo’, el cual es un salto de apertura bajo a gran altura extremadamente emocionante y peligroso, algo que hizo Cruise en la película y no pasó desapercibido por sus fanáticos.

De hecho, Cruise es el primer actor en la historia del cine y la televisión que ha participado en el salto. Otro gran logro para el actor.

Así, con las películas de Misión Imposible nunca sabes lo que te espera, aunque es casi una garantía de que será un viaje lleno de aventuras y con posibles infartos de tan solo ver las aventuras en las que se mete el actor.

TAMBIÉN CHEQUEA:





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.